Historia Rc Rancagua

He tratado de resumir al máximo y no ha sido fácil, hay amigos que no puedo dejar de citar y debo ofrecer disculpas a los que podría olvidar nombrar, son muchos los años y se han ido juntado tan rápidamente, son tantos los detalles, anécdotas divertidas e historias entrañables que demoraría demasiado y quizás podría resultar un tanto aburrido.

Comienzo el relato poco antes de mi inicio en el aeromodelismo, el que ocurrió cuando yo tenía apenas diez años de edad y la verdad ignoro lo que pasó más atrás en el tiempo, si alguno de ustedes sabe algo, me encantaría agregarlo.  Espero se entretengan con este relato y les guste:

A mediados de los setenta los hermanos rancagüinos Iván y Elías Bravo descubren una tienda de hobbies ubicada en Santiago en la Avenida  Manuel Montt, se trata de la primera tienda Hobbylandia única y bien surtida en diferentes hobbies y que después tuvo  su casa matriz en Avenida Tobalaba.     Ellos comienzan de manera autodidáctica a armar y volar modelos de vuelo libre propulsados con motor de gomas.

fidel1

 Modelo Cloud Buster de la desaparecida casa Comet

  Un día de primavera del año 1976,  Elías e Iván  vienen a casa de unos tíos que viven frente a la de mis Padres, casa de Don Manuel Lara que yo frecuentaba casi a diario debido a que con Christian el hijo de mi edad nos la pasábamos jugando todo el tiempo, Don Manuel quien es Profesor, hacía clases en el taller de madera en un liceo Industrial y además tenía su propio taller muy surtido en su casa, buscando conseguir un poco de laca acrílica para entelar su último modelo los dos hermanos habían ido, estuvieron todo el día trabajando terminando y dejando todo en orden  para hacer las primeras pruebas de vuelo al día siguiente, demás esta decir que fascinado no me moví de su lado en esos dos “maravillosos y mágicos” días para ver con mis ojos de niño todo lo ellos hacían.

Después de ver volar el místico “Mini Maxer” (de la SIG aún se comercializa) y verlo pasar sobre mi cabeza supe de inmediato que esto era para mi, al poco tiempo ya era dueño de ese modelo, Elías me enseñó todo lo que sabía, así tuve la oportunidad de construir y volar varios aviones junto a él,  en su casa conocí los kit para armar,  miré las primeras revistas y planos, me hice amigo de la madera de balsa y comencé a soñar.

fidel2Modelo Mini Maxer de la casa SIG

  De esta manera me enamoro y doy mis primeros pasos en este apasionante, entretenido y sano deporte hobby, importante compañero en mi vida. Algunas de las primeras máquinas voladoras fidel3

One Nite 28                                                       Lancer fidel4

Chipmunk                                                              Aeronca

A fines de los setenta un grupo de amigos ( Claudio Canales, Oscar Zepeda, Sergio López,  Teodoro San Martín, Nelson Villaseca y el Señor Herrera de quien no recuerdo el nombre),  se juntaban en el Estadio Marista para volar modelos de U control y radio controlados, el modelo top de ese tiempo era el Ranger de la Cox, construido completamente de foam, utilizaba dos canales (timón y elevador), en ese tiempo las radios tenían antenas muy largas y transmitían en AM (amplitud modulada), utilizaba como motorización un pequeño motor Cox .049 (1/2 cc) sin acelerador, a duras penas tomaba altura y sus vuelos eran muy cortos debido a la poca autonomía de combustible que poseía  su pequeño estanque.

Es en este tiempo cuando se integra Eugenio Martínez, gran amigo, mentor y dueño años mas tarde de dos tiendas de hobbies en Rancagua, también presidente de la Federación Chilena de Aeromodelismo por unos años.    Él en forma autodidacta y llevado por la innata facilidad  en las manualidades que posee, había comenzado a construir modelos radio controlados mas grandes, deslumbró a todo el mundo cuando voló su QB-15 por largos minutos, logrando gracias al control de aceleración, aterrizajes y despegues perfectos, es también la época en que se comienza a volar en el Club de Polo, lugar apto y hermoso de grandes canchas con pasto muy corto y “pequeños árboles por sus costados”.     Estuvimos varios años volando al amparo de este hermoso lugar.

fidel5

En octubre de 1981 Eugenio participa por primera vez en el nacional de aeromodelismo, también lo hizo el año 82 siempre representando a la Ciudad de Rancagua en solitario. En 1983 incentivados por él, un grupo de amigos comenzamos a participar en competencias como “Club Halcones de Rancagua”, teniendo una distinguida participación en el nacional de ese año.

fidel6De esa época son los amigos entrañables: Mauricio Álvarez, Eduardo Whiting, José Espinoza, Nicolás Budinich, Jaime Madariaga, Juan  Acevedo, Rolando Araya, Guillermo Poblete y no puedo dejar de nombrar al padre de Eugenio, Don Eugenio Martínez.

fidel7

Para dar a conocer, insentivar y cautivar más adherentes, también como rama extracurricular de los niños de enseñanza básica, La Federación Chilena de Aeromodelismo (FECHA)  en conjunto con Hobbylandia, comienzan el programa Hobbito y Aguilucho, que consistía en dos kit de modelos propulsado el primero con motor de goma y el segundo un planeador remolcado de vuelo libre, los niños debían adquirir uno de los dos por un precio simbólico (cien pesos), este valor los hacía trabajar en equipo para juntar la suma necesaria, ellos  recolectaban botellas, diarios y cartones para lograr el objetivo, este incentivo mas por supuesto buenas calificaciones eran el requisito para entrar al taller de aeromodelismo, talleres que nosotros al principio supervisábamos.  A mediados de los ochenta, período donde Eugenio Martínez fue Presidente de FECHA, se llevó a competir a un numeroso grupo de niños a Santiago en el Club Aeromodelos de Chile, cuando sus instalaciones estaban a orilla de carretera, obteniendo sobresalientes lugares y una hermosa experiencia para ellos y un tremendo orgullo para todos nosotros.

fidel8

No recuerdo quién hizo las gestiones, pero nos cambiamos a un lugar que debido a la baja velocidad del viento y lo hermoso del paisaje, es el sitio que lleva el número uno en mi lista de campos de vuelo, me refiero a “El Guindal”, está ubicado en Machalí  a un costado de la Carretera El Cobre, junto al Condominio Parque San Fuentes, posterior una viña ocupa este lugar, lamentablemente esta pista no duró mucho tiempo, luego alternativamente estuvimos entre el Club de Polo y una cancha de futbol ubicada aproximadamente en el kilómetro ocho de la carretera El Cobre, la cual pertenece al fundo del sector, José Ramón Soberón fue el amigo que hizo posible ocupar este sitio.

fidel9

Otro espacio importante que ocupamos como lugar de vuelo, fue el final de la pista del Aeródromo La Independencia, en ese tiempo contaba con casi mil metros de longitud, dado el poco tránsito aéreo de esos años y una buena coordinación con la torre de control, gracias a la importante gestión de Hernán Jecquer y el Señor Kook, pertenecientes a La Brigada de Aviación del Ejército de Chile, posteriormente vendrían más amigos uniformados que nos darían su valiosa ayuda: José Luis Bisquert, Julio Pérez y mucho después Nicolás Schnyder, ruego a ellos me disculpen por no citar sus grados que han cambiado con el tiempo.

fidel10

fidel11  Luego de estar un par de años  en el aeródromo, vemos la posibilidad de ocupar el lugar denominado Los Siete Puentes, curiosamente es el mismo sitio que ocupamos hoy junto al Club  de Karting, bastó un par de pasadas de una motoniveladora, arrancar unos arbustos y a volar.

fidel12

fidel13

Vendría la década de los 90 y nos cambiamos a un lugar denominado “Las tres puertas”, actualmente Club de Mina, en este lugar nos organizamos y construimos la  primera pista asfaltada, techo y estacionamientos, aquí estuvimos por varios años y conocimos a otros grandes amigos: Andrés Orueta, Ricardo Mejía, Carlos Vargas, Víctor Pinto, Milenko Mella.

En este lugar voló el primer helicóptero que logró hacer un circuito completo, también aquí aparecieron los primeros motores de cuatro tiempos y el primer avión eléctrico.

fidel14

A fines de los años noventa y comienzos del dos mil, se comienza a reunir un importante grupo de amigos en la pista del Batallón de Aviación, fue posible mantenernos en el tiempo gracias a la ayuda y coordinación de Julio Pérez Oficial del Ejército , también a la buena disposición de los socios del Club Aéreo de Rancagua (CAR), nuestra casa por tanto tiempo donde hicimos grandes amigos, no puedo dejar de citar a Don Carlos Pavez quien nos facilitaba una radio de banda aérea,  a mis queridos amigos Julián Navarrete y Luis “Perico” Leiva, quién me recibió y apadrinó en el Club cuando yo era niño.

fidel15

Es en esta época donde aparece la tienda Mirax y desaparece la legendaria Hobbylandia, fue un tiempo duro debido al alto precio de los productos, llegamos inclusive a fabricar nuestro propio combustible.  Es también el período donde más personas se han juntado en un día de vuelo, cuando más pilotos se han instruido en volar modelos radio controlados, esto no habría sido posible sin la desinteresada ayuda de amigos como: Luis Caro, Oscar Urra, Simón Vergara y los más viejos que íbamos quedando.

fidel16

Finalmente el 5 de julio de 2008 nace el Club de Aeromodelismo La Independencia de Rancagua (Agrupación Social Cultural y Deportivo de Aeromodelismo la Independencia), conseguimos la Personalidad Jurídica, nos consolidamos como club llegando a tener un máximo de cuarenta socios.

La segunda directiva del club consigue una entrevista con  el Señor Felipe Martínez, quién de forma amable y desinteresada nos facilita el terreno en el que actualmente estamos, se  construye la pista, sombras y estacionamientos que hoy ocupamos y que está disponible toda la semana.

fidel17

Al terminar quiero dedicar estas líneas a mis amados padres que ya no están, a mi querida familia quien siempre me ha apoyado, a todas las personas que han practicado este hermoso hobby deporte en Rancagua, especialmente a los que creyeron en mí, me brindaron su desinteresada ayuda y formaron cuando era solo un niño con sueños, a aquellos maravillosos amigos que ya no se encuentran entre nosotros cuyo legado perdurará en el tiempo y a quienes recuerdo con gratitud y cariño.

También a todos ustedes que todo lo hacen más ameno y entretenido, mis actuales y queridos amigos.

 

Fidel Vargas Guzmán                                        Rancagua, Chile.

 

No se admiten más comentarios